Archive | AEESME

Joana Fornes V

Joanna Fornés Vives

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 

 

En Palma de Mallorca, el 22 de Junio de 2018

Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación: Sección Psicología. Doctora en Psicología. Diplomada en Enfermería. Catedrática de Escuela Universitaria (Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental) en la Universitat de les Illes Balears.

Su actividad docente, en asignaturas de grado y postgrado, ha estado centrada en calidad de vida, salud mental y psicopatología.

Su actividad investigadora, reconocida por la ANECA, ha estado centrada en personalidad y estrés, especialmente estrés laboral, burnout y mobbing. Tiene más de cien publicaciones entre libros, capítulos de libro y artículos en revistas científicas. Ha participado como a ponente en numerosos congresos nacionales e internacionales.

En el área de Enfermería, ha dirigido la edición y es autora de diversos manuales sobre Enfermería de Salud Mental y Psiquiatría.

En la Universitat de les Illes Balears ha ejercido los siguientes cargos de gestión: subdirectora de la Escuela de Enfermería, directora del Departamento de Enfermería y directora del Máster Universitario de Investigación en Salud y Calidad de Vida.

Ha participado como profesora invitada en diversas universidades españolas e internacionales.

Comments (0)

Rafael Campos

Rafael Campos Arévalo

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 

 

En Cádiz, del 16 al 18 de Marzo de 2016

Nuestro homenajeado dispone de una larga vida profesional con actividades asistenciales, docentes e investigadoras. Inició sus estudios en la Escuela Universitaria de Enfermería de la Universidad de Cádiz terminando la carrera en el año 1971 completando sus estudios como diplomado en enfermería, Experto universitario en enfermería comunitaria por la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad Complutense de Madrid, siendo además Máster en Investigación en la misma Universidad.

Su actividad ha estado principalmente orientada a la Atención Primaria de Salud y en este ámbito ha ejercido distintos puestos de gestión. Es un gran experto en el desarrollo de la acción de cuidar de la Enfermería Comunitaria.

Paralelamente ha sido profesor en distintas Escuelas de Enfermería.

De Rafael Campos hay que destacar su entusiasmo por todo lo que concierne a la profesión enfermera, algo que ha demostrado sobradamente en sus puestos de gestión y en este momento siendo Presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, desde donde sigue demostrando su gran liderazgo haciendo propuestas profesionales, animando a sus colegiados a participar activamente en la vida profesional, teniendo un gran empuje para con las generaciones nuevas de enfermeros y enfermeras. Es un gran referente para todos los profesionales de enfermería que quieran trabajar seriamente por el desarrollo profesional de la misma.

Otro aspecto en el que destaca  Campos es en lo que tiene que ver con las relaciones interinstitucionales, tanto con las distintas administraciones socio-sanitarias, docentes, etc… como muy especialmente y desde aquí la AEESME se lo agradece, con el resto de Asociaciones y Sociedades Científicas, significando principalmente las de enfermería y una muestra de ello es que aquí se le reconozca con el Premio Homenaje Insignia de la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental y otros como la Insignia de Oro del Grupo Andaluz para el desarrollo y la investigación de la cirugía menor y la Insignia de Plata de la Asociación Andaluza de Enfermería Familiar y Comunitaria.

Comments (0)

Assumpta

Assumpta Rigol Cuadra

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 

 

En Barcelona, el 17 de Junio de 2016

 

Profesora titular en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Barcelona. Es enfermera especialista en Salud Mental, Master en Psiquiatría Social, Licenciada en Antropología Social y Cultural y Doctora en Antropología.

Trabajó como enfermera de Salud Mental compartiendo dicha actividad con la impartición de clases en la especialidad de enfermería psiquiátrica.

 

Como docente viene impartiendo clases de enfermería de Salud Mental en el grado de enfermería y en Antropología de la Salud. También es profesora de metodología de la investigación aplicada a los cuidados enfermeros donde coordina la asignatura de género y desigualdades. Participa en los programas de doctorado de enfermería y salud en las Universidades de Barcelona y en la de Jaume I de Castellón.

Igualmente hay que destacar su actividad como gestora ya que durante más de 8 años ha sido Directora de Departamento de Enfermería de Salud Pública, Salud Mental i Materno-Infantil de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Barcelona. En la actualidad es Presidenta de la Comisión de Igualdad de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de dicha Universidad.

La Dra. Rigol a lo largo de su vida profesional siempre ha estado comprometida y dispuesta a participar innovando en todos los campos profesionales siendo por ello que ha formado parte del grupo de expertos que convocó el Ministerio de Sanidad y Consumo, a petición del Comité Asesor de Especialidades de Enfermería para la elaboración del Programa Formativo de la Especialidad en Enfermería de Salud Mental. Ha colaborado en la puesta en marcha de la especialidad de Enfermería de Salud Mental en Cataluña y ha sido Directora Docente de la formación troncal de la Especialidad de Enfermería de Salud Mental que organizó la Escuela de Enfermería de la Universidad de Barcelona. con distintas Unidades Docentes de Cataluña. Ha sido miembro de la Comisión Técnica de Formación Postgraduada EIR en Salud Mental y de la comisión Plenaria en Cataluña así como tutora de proyectos de investigación de EIRSM.

Ha sido miembro de la Comisión de Salud Mental y otras Especialidades relacionadas, del Instituto de Estudios de la Salud (CECCS/IES) hasta el 2004 y vocal del Consejo Asesor de Salud Mental del Servicio Catalán de Salud de la Generalitat de Catalunya hasta el año 2008.

Pertenece a diversas asociaciones científicas entre ellas la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME), en la que ha participado muy activamente ante las demandas que las distintas Juntas Directivas desde hace cerca de 40 años le han pedido. Es también miembro fundadora de la Asociación Española de Nomenclatura, Taxonomía y Diagnósticos de Enfermería (AENTDE), miembro fundadora del Centro de Estudios Australianos de la Universidad de Barcelona, miembro honorario del Colegio de Profesionales de Enfermería de Misiones (Argentina), miembro de la Red Catalana de investigación en Enfermería de Salud Mental y Adicciones (ISMENTAL-A).

Pertenece a distintos grupos de investigación destacando el de Género, Identidad y Diversidad GENI (2017SGR-1091) en la Universidad de Barcelona y otros grupos Interuniversitarios.

Forma parte del equipo editorial de la revista española de enfermería de Salud Mental (REESME) y de la revista Uruguaya de Enfermería.

El 17 de junio de 2016 en su Escuela de enfermería, a la que tantos servicios ha prestado en la Universidad de Barcelona le fue entregada, en un acto muy emotivo, la insignia de la AEESME de manos de su Presidente Francisco Megías, acompañada de un nutrido número de asociados de la misma, profesores y otros compañeros y compañeras.

En el año 2007 recibió el premio internacional de NANDA (North American Nursing Diagnosis Association) y es miembro honorario del Colegio de Profesionales de Enfermería de la provincia de Misiones (Posadas Argentina).

Ha publicado en distintas revistas siendo autora de varios libros y de ponencias y comunicaciones en congresos nacionales e internacionales.

 

Comments (0)

ENRIQUE PÉREZ-GODOY

Enrique Perez-Godoy Diaz

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 

En Marbella el 07 de Junio de 2019

 

Estudió la carrera de enfermería en la Universidad de Sevilla y tras un periplo de más de 10 años se especializó en enfermería de Salud Mental en el año 2001. Primero se ocupó de la Unidad de Discapacitados profundos del antiguo Hospital de Miraflores en Sevilla y posteriormente trabajó en el mundo de las drogodependencias compartiendo su actividad asistencial con la de docente siendo actualmente profesor en el centro de formación de enfermeros de San Juan de Dios en Bormujos.

Su valiosa actividad profesional se corresponde con el gran arrope que recibió Enrique Pérez- Godoy en el acto de homenaje que la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental le hizo en el ámbito del VII Encuentro celebrado en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Él es un hombre de gran reputación profesional y humano.

Nuestro homenajeado lleva más de 30 años dedicados a la atención y cuidados de personas con problemas en el ámbito social y sanitario cumpliendo con la esencia de su profesión que es cuidar a las personas, a las familias y a los grupos desde que se nace hasta el final de la vida, cuando ellos no saben, no quieren o no pueden.

Su dedicación a la causa de los cuidados ha sido constante, una presencia estimuladora con gran capacidad de identificar las distintas circunstancias de la vida de las gentes manifestando gran capacidad para mejorar las situaciones con gran compromiso profesional “estando y estando siempre”.

Es Enrique una persona animosa que se manifiesta permanentemente disponible para ofrecer ayuda al que lo necesita. Se adelanta a los acontecimientos, calma tempestades y refuerza a partir de lo que se tiene. Es un hombre inquieto y muy profesional que ha estado siempre comprometido con los cambios en la forma de entender la praxis de los cuidados, resultado de la propia de la demanda social.

Tenemos que resaltar su profesionalidad a la que le acompaña evitar desavenencias, desaires y mal carácter ejerciendo con gran compromiso y solidaridad, acercamiento a las personas y gran empeño en la tarea.

Comments (0)

bty

Cristina Francisco del Rey

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 En Murcia, 5 al 7 de abril de 2017.

Es Profesora Doctora en la Universidad de Alcalá. Tiene a gala haber estudiado la carrera de Enfermería en la Antigua Escuela de ATS de Guadalajara, Centro en el que más tarde sería Profesora y miembro de distintos equipos directivos y donde empezó a generarse este embrión que ha sido su destacada vida profesional desde el punto de vista asistencial, de gestión, docente y de investigación.

Pasó por distintos puestos asistenciales como enfermera y supervisora de unidad hasta que en los albores de la década de los años de 1990 se incorpora como profesora al Departamento de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Alcalá, destino en el que permanece actualmente.

La doctora Francisco es autora de un gran número de comunicaciones orales presentadas en distintas Reuniones Científicas, siendo habitual Ponente en Congresos, Jornadas, Mesas de Debate…etc, hay que destacar un tema muy permanente en su vida profesional como son los cuidados a la mujer. Tiene distintas publicaciones con el tema de género, resultado de diversas investigaciones.

Además, ha participado como coautora de distintos libros y autora del libro titulado: Memorias de una enfermera.

Siempre destacó entre las profesionales enfermeras más inquietas en cuanto al avance de la profesión y perteneció de una manera muy activa en la Asociación Española de Enfermería Docente. En la actualidad participa en diversos proyectos competitivos de Cooperación para el Desarrollo que, desde la Universidad de Alcalá se llevan a cabo en Guinea Ecuatorial, Angola, Nicaragua y otros países. Y dirige varias Tesis Doctorales.

Los que la conocen destacan de ella su compromiso, constancia y empeño en la realización de las tareas, su preocupación por todos los temas que atañen a la mujer, tanto desde el punto de vista social, como de la salud y de violencia contra ellas. Es una gran profesional que siempre está atenta a las necesidades de las personas más desfavorecidas.

La Asociación Española de Enfermería de Salud Mental en el ámbito de su XXXIV Congreso celebrado en el año 2017 en la ciudad de Murcia le rinde homenaje y agradecimiento por su compromiso y dedicación. El Presidente de la AEESME, el Profesor Megías, le hizo entrega de la insignia de la Asociación.

Comments (0)

Teodoro Fernández

Teodoro Fernandez Gonzalez

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 En Salamanca, del 12 al 14 de marzo de 2008.

Desde muy pronto se sintió vocacionado por la profesión enfermera. Hizo los estudios de A.T.S en la Escuela de la Universidad Complutense de Madrid, terminando la carrera en el año 1974.

Trabajó en distintas cínicas hasta que se incorporó en el antiguo Hospital Psiquiátrico Alonso Vega, donde permanecería según nos dice 14 años y 8 meses.

El enfermero Teodoro Fernández vive con gran satisfacción el aporte que hicieron las enfermeras y enfermeros del Alonso Vega a la Reforma Psiquiátrica, que se inicia en el año 1980 y que se apoya fundamentalmente en el personal de enfermería. Refiere que en aquella época trabajaba en este Hospital la psiquiatra Carmen Fraga, que había trabajado en Inglaterra y traía nuevas ideas sobre la atención psiquiátrica, también había otros profesionales de la psiquiatría que fueron artífices de la Reforma en tres lugares especialmente sensibles a ella: Asturias, Madrid y Andalucía.

Teodoro Fernández, con otros muchos profesionales de la enfermería, iniciaron en el Psiquiátrico la campaña del lavado de dientes para que los enfermos adquirieran este hábito. Igualmente, empezaron a preocuparse de que los enfermos tuvieran su ropa personal, ya que hasta el momento se les facilitaba ropa y calzado de un armario común sin tener en cuenta tallas, pudiendo verse en los patios a pacientes con una bota en el pie derecho y una chancla en el izquierdo. Por supuesto, tampoco podían elegir modelo ni color de la ropa que iban a vestir.

Los enfermeros, con sus propios vehículos, empiezan a acompañar a los pacientes a la ciudad con la intención de que acudiesen a las distintas tiendas para hacer sus compras, ayudándoles a socializarse y a manejar el dinero.

En el año 1988, nuestro Homenajeado se traslada a trabajar al Centro de Salud Mental de Alcalá de Henares, donde empieza a trabajar con el Programa de Continuidad de Cuidados de Pacientes Crónicos, muy apoyado por el psiquiatra Alberto Fernández. Inicialmente, tuvo sus dudas y miedos e incluso la intención de volverse al Hospital Psiquiátrico, pero superada esta fase de grandes dudas, se implica con mucho compromiso profesional en el Programa de Continuidad de Cuidados, con el que obtuvo muy buenos resultados. En aquellos años, Teodoro Fernández era modelo a seguir, y contando sus experiencias y resultados se convirtió en un referente para muchos enfermeros y enfermeras de salud mental de todo el Estado. Teodoro suele decir que fue conociendo el programa poco a poco, que él era profesional de ‘hacer’ y no de mucha teoría. La teoría, suele decir, la aprendió del que fuera unos años compañero en el Centro de Salud y más tarde Profesor Universitario y Presidente de la AEESME, Francisco Megías.

Este gran profesional recibió el Homenaje de la AEESME con sus socios y socias y todos los asistentes al XXV Congreso de Enfermería de Salud Mental en el año 2008 en la ciudad de Salamanca.

Comments (0)

Ana García Laborda

Ana García Laborda

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

  ANA GARCIA LABORDA

.

.

.

Homenaje que hace la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental.

 

9º Encuentro: Foro Enfermeras de Salud Mental de la Comunidad de Madrid / ANESM

a la socia:

Dª. Ana García Laborda.

Reconocimiento por su trayectoria profesional como Enfermera

Y entrega de la Cruz de Enfermería al Mérito Colegial.

Colegio Oficial de Enfermería de Madrid

9 de Octubre de 2013

 

 

Palabras de Francisco Megías-Lizancos

Miembro de la Junta Directiva de la ANESM

–            Señora Secretaria del Colegio de Enfermería de Madrid.

 

–            Señora Vicepresidenta de la ANESM.

 

–            Señor D. Carlos Rodríguez, compañero de la homenajeada.

 

–            Señores miembros de la Junta Directiva de la ANESM.

 

–            Señor Delegado de la ANESM en las Islas Canarias.

 

–            Señora Coordinadora de Enfermería de la Oficina Regional de Salud Mental.

 

–            Señores socios y socias.

 

–            Señores y señoras.

 

–            Dª. Ana García Laborda, estimada compañera socia y muy querida amiga.

 

Nos encontramos aquí, señoras y señores, en la sede del Colegio de Enfermería de Madrid para homenajear a una enfermera ejemplar desde el punto de vista profesional y humano, Ana García.

Me encarga la Junta Directiva de la ANESM que dirija unas palabras a nuestra homenajeada. Intentaré hacerlo de la mejor manera que sé.

Loar la vida profesional de esta enfermera es fácil ya que lleva trabajando más de 30 años jalonados de bienhacer, dedicados a las personas con problemas de salud y principalmente con problemas de salud mental y sus familias.

Cuando en el entorno de la celebración del 30 Aniversario de nuestra Asociación se propuso, entre otros, el homenaje de reconocimiento a Ana García por su trayectoria profesional, acordamos hacerlo en Madrid en el espacio de este 9º Encuentro que estamos celebrando.

¡Albricias! señoras y señores, ¡Aleluya!

La Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental y el Foro Enfermeras de Salud Mental de la Comunidad de Madrid / ANESM se visten de gala y reciben a esta mujer que destaca por su dedicación constante, por su presencia estimuladora, por su capacidad de entender las distintas circunstancias de la vida y su capacidad de aportar para mejorar situaciones, para paliar dificultades y para crear a futuro, siempre en bien de las personas.

Para hablar de Ana García es obligado tener la capacidad de síntesis que requiere su vasta biografía desde el punto de vista cuantitativo, y mucho más compleja y rica desde una perspectiva cualitativa. Les confesaré que no es ésta una de mis cualidades, la capacidad de síntesis.

Permítanme que les recuerde que conocí a nuestra homenajeada en el en el año de 1986 y desde los primeros momentos entendí que estaba ante una mujer inquieta, muy profesional, con planteamientos utópicos en cuanto que aspira a la perfección en la praxis. Esto lo he podido confirmar a lo largo de más de 30 años vividos cercanos a ella.

Se sintió vocacionada por la Salud Mental de manera muy temprana, estudiando Enfermería en la Escuela de Enfermería de Vigo. Más tarde haría la Especialidad de Psiquiatría en Madrid.

Ana García ha estado comprometida con los cuidados a los enfermos mentales desde los primeros momentos de la Reforma Psiquiátrica en España, lo que le ha permitido estar en las trincheras de la fuerte lucha que ha sido la vida profesional de las enfermeras de esta generación que hubieron de sufrir distintos cambios en el currículum profesional y una adaptación en el tajo, la mayoría de las veces traumática, porque habían de enfrenarse con una perspectiva de mujer y enfermera a los gerifaltes, ora como padres, ora como sabios, ora como esposos… pero la mujer siempre en segundo plano, reconociéndola como profesional cualificado al servicio de las órdenes de su maestro, por supuesto el médico.

Pero Ana García siempre se ha negado a ello; su aspiración siempre es cuidados enfermeros entendiendo la Enfermería como disciplina autónoma, atenta a las necesidades de cuidados de las personas y de los grupos sociales, y que debe estar comprometida con el ser humano de manera permanente y que bebe de las fuentes del humanismo.

En ocasiones, con su corazón pugnando en íntima rebeldía y entendiendo que debía hacer lo contrario de lo que los responsables proponían, sólo ha cedido si de su actitud puntual podía haber daño a terceros. Y ello, para que enseguida que fuese posible, retomar nuevamente la lucha.

Ha estado siempre comprometida con los cambios que se han ido iniciando en la sociedad, no permitiéndose estar al margen de los mismos o a la espera de decisiones de otros, sino que ha aportado sin miedos y sin sensación de inferioridad un gran potencial humano y de conocimientos indispensables para lograr metas en la vida.

Dª. Ana García ha estado siempre en primera línea profesional. Todo ello tiene que ver con el compromiso, entendido como obligación contraída de manera contractual con las personas y los grupos sociales; es un compromiso que emana del propio juramento profesional nightinginiano.

Ha trabajado en varios hospitales, iniciándose en el antiguo hospital Francisco Franco, hoy Hospital Universitario Gregorio Marañón; para después trasladarse a Galicia y trabajar en el Hospital Regullón y más tarde, en la Unidad de Salud Mental de Orense. Posteriormente volvería a Madrid, iniciando sus estudios de sociología e incorporándose a la Unidad de Salud Mental de Parla.

En el campo de la docencia tiene una larga trayectoria de vinculación a varias universidades, además de que imparte cursos habitualmente. Ha dirigido varias investigaciones y es también autora de distintas ponencias, destacándose su actividad como escritora en varias obras.

Me gustaría señalar que es miembro de la Comisión Nacional de Especialidades de Enfermería de Salud Mental y delegada de la ANESM en la Comunidad de Madrid.

Ana García una vez escribió que en su curso vital profesional ha habido tres hombres fundamentales: un psiquiatra, un enfermero y un antropólogo.

Y ella decía: “Francisco Megías ha sido el enfermero que, desde que en el año 1986 nos conocimos en un curso en el Ministerio de Sanidad, me introdujo en la vida asociativa de la enfermería en Salud Mental, me facilitó cursos a su lado, me hizo ver que si era una iluminada no era la única, me brindó su amistad, intentó que compartiera docencia en la Universidad, luchó conmigo por otra manera de entender la enfermería”.

Pues yo te he decir, querida Ana, que a lo largo de mi vida profesional he conocido a muchos profesionales de enfermería con serias dificultades para definirse profesionalmente y para nombrarse. Contigo esta dificultad siempre estuvo resuelta. Igualmente te digo que he observado en ti fehacientemente que tu compromiso, puesto de manifiesto en todos los ámbitos de la profesión desde hace décadas, ha contribuido sobremanera a la configuración actual del perfil profesional de la enfermera de salud mental, esto es, marcar la besana a seguir por los profesionales enfermeros de Salud Mental.

Hemos hablado muchas veces del compromiso como solidaridad, acercamiento a las personas y constancia. La constancia entendida como el estar, y el estar siempre, en las necesidades, en la ayuda y en definitiva, en el apoyo mutuo.

Quiero ir terminando mi intervención parafraseando el anónimo de 1.693 de la Iglesia de Saint Paul del Baltimore.

Andas plácidamente entre el ruido y la prisa, y nos recuerdas que paz puede haber en el silencio. Vives en buenos términos con todas las personas, todo lo que puedes sin rendirte. Dices tu verdad, tranquila y claramente; escuchas a los demás, incluso al aburrido y al ignorante; y nos has enseñado que ellos también tienen su historia.

Evitas las personas ruidosas y agresivas, sin vejaciones al espíritu. No te comparas con otros evitando ser vanidosos y amargos, sabiendo que siempre habrá personas mas grandes y mas pequeñas que uno mismo. Sabes disfrutar de tus logros y de tus planes. Has mantenido el interés en tu propia carrera, es una verdadera posesión en nuestro tiempo. A pesar de las trampas del mundo no te has cegado a la virtud que pueda existir, has luchado por tus ideales con una vida llena de heroísmo.

Eres siempre tú misma, no finges afectos y sabes que frente a toda aridez y desencanto el amor es perenne como la hierba. Sabes recoger mansamente el consejo de los años, renunciando graciosamente a las cosas de la juventud. Nutres tu fuerza espiritual, sin angustiarte con fantasías. Eres amable también contigo mismo, como criatura del universo, no menos que los arboles y las estrellas, sabiendo de tu derecho a estar ahí porque el universo se desenvuelve como debe.

Estas en paz con vuestros dioses de la manera que los entiendes. Mantienes paz en tu interior a pesar de ruidosas confusiones.  Nos has enseñado que con todas tus farsas, trabajos y sueños raros, este sigue siendo un mundo hermoso, has tenido mucho cuidado en ser y hacernos felices.

Para finalizar, querida Ana, te dedico un verso de Celso Emilio Ferreiro:

«Ti e máis eu», de Celso Emilio Ferreiro 

(Non falemos dos bobos
que tódolo adeprenden nos libros.
Non falemos dos parvos
con cara de domingo;
nin dos sapientes memos,
nin dos túzaros listos,
nin do eterno mal gusto
dos probes novos ricos).

Falemos de tí e min
xa que vivimos.

Tí i eu nos ventos
e nos solsticios.

Comments (0)

ventosa

Francisco Ventosa Esquinaldo

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

Acto de homenaje al Prf. Dr. Francisco Ventosa Esquinaldo.

12 de Diciembre de 2011

Paraninfo de La Universidad de Alcalá

(Palabras del Prf. Francisco Megías Lizancos)

 

 

 

 

 

–            Sr. Decano de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de esta Universidad.

 

–            Sr. Director General del Consejo General de Enfermería de España.

 

–            Sr. Presidente de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental.

 

–            Sra. Prfa. Dra. Rigol Cuadra, conferenciante en este acto.

 

–            Sra. Directora del Departamento de Enfermería.

 

–            Sres y Sras Profesores y Profesoras de esta Universidad y Profesores representantes de otras Universidades que nos acompañan.

 

–            Sres. representantes de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Sevilla y Sra. Secretaria del Colegio de Enfermería de Madrid.

 

–            Sres. Alumnos y alumnas, ex alumnos y ex alumnas de las distintas facultades.

 

–            Sres antiguos alumnos, hoy Profesores Doctores en la Universidad.

 

–            Sras. Enfermeras estudiantes de la Especialidad de Enfermería de Salud Mental.

 

–            Sres. Representantes de las Asociaciones de Familiares de Enfermos Mentales.

 

–            Venerables señoras madres, esposas y hermanas, cuidadoras principales de personas con enfermedad mental.

 

–            Sres. Familiares del Homenajeado.

 

–            Religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

 

–            Sres. Miembros de la Junta Directiva y socios de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental.

 

–            Sres. Miembros del voluntariado social y colaboradores.

 

–            Sres. Miembros del Consejo de Pensadores.

 

–            Estimadas compañeras y compañeros.

 

–            Queridos amigos.

 

Nos encontramos aquí, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá; en estas estancias, en estas aulas y en estos jardines en los que pasearon, se sentaron, estudiaron y conversaron Tomás de Villanueva, Ignacio de Loyola, Quevedo o Francisco Vallés de Covarrubias, entre otros.

Y estamos aquí para homenajear al Doctor Ventosa, al Hermano Francisco Ventosa Esquinaldo, de los Hospitalarios de Juan Ciudad, reconociendo su trayectoria profesional con cerca de 50 años dedicados a las personas con problemas de salud y principalmente con problemas de salud mental.

Buenas tardes Maestro. Me van a permitir que a partir de ahora me dirija al Doctor Ventosa como Maestro.

Cuando en el entorno de la Cátedra para el Fomento y la Difusión de la Investigación en Cuidados en el Ámbito de la Salud Mental Comunitaria, propuse al Sr. Decano de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia Profesor Asenjo, la celebración de este acto, todo fueron apoyos y facilidades para su consecución. A la obra se unió el Profesor Don Crispín Gigante con la vehemencia que le caracteriza; y por supuesto, el Rectorado de la Universidad de Alcalá. A todos muchas gracias.

Después, a las primeras personas que informé fueron las profesoras Doña Mª Paz Mompart y Doña Pilar Arroyo. Ellas me animaron y se dispusieron a colaborar dando toda la difusión posible a tantos y tantos amigos y amigas que vieron una oportunidad de reencuentro, de saludarnos y de estar un rato con Francisco Ventosa. Más tarde se unirían la Profesora Durán y la Profesora Francisco, al igual que todas y cada una de las personas con las que fui contactando.

¡Albricias! señoras y señores, ¡Aleluya!

La Universidad de Alcalá, la antigua Complutum, se viste de gala y recibe a un hombre que destaca por su dedicación constante, por su presencia estimuladora, por su capacidad de entender las distintas circunstancias de la vida y su capacidad de aportar para mejorar situaciones, para paliar dificultades y para crear a futuro, siempre en bien de las personas.

Para hablar sobre el Doctor Ventosa es obligado tener la capacidad de síntesis que requiere su vasta biografía desde el punto de vista cuantitativo, y mucho más compleja y rica desde una perspectiva cualitativa. Les confesaré que no es ésta una de  mis cualidades, la capacidad de síntesis.

Permítanme que les diga que conocí a Francisco Ventosa en el verano del año 1977 y desde los primeros momentos entendí que estaba ante un grande de los grandes. Ello lo confirmé al inicio de curso en septiembre del mismo año, cuando recibí sus primeras enseñanzas. Les puedo asegurar, señoras y señores, que con dos horas de clase del profesor Ventosa comprendí qué es la Enfermería y sobre todo, qué es la Enfermería como disciplina autónoma, atenta a las necesidades de cuidados de las personas y de los grupos sociales, y que debe estar comprometida con el ser humano de manera permanente y que bebe de las fuentes del humanismo.

A lo largo de mi vida profesional he conocido a muchos profesionales de enfermería con serias dificultades para definirse profesionalmente y para nombrarse. Yo no tuve esa dificultad.

Por todo ello, siempre he reconocido al Profesor Ventosa, tal y como anuncié antes, como mi Maestro.

Es verdad, Maestro, que en estos días de organización del presente acto, me he topado con otros muchos profesionales enfermeros que te han definido también como Maestro y me he encontrado con muchos que directamente se consideran hijos tuyos. No sabía que tuvieses tantos hijos (en lo profesional, claro).

Nos congratulamos de que en la actualidad, en la Universidad de Alcalá, hay distintos profesores titulares y profesores asociados que se formaron en los centros que el Dr. Ventosa dirigió, y de los que fue profesor.

El doctor Ventosa ha estado siempre comprometido con los cambios que se han ido iniciando en la sociedad, no permitiéndose estar al margen de los mismos o a la espera de decisiones de otros, sino que ha aportado sin miedos y sin sensación de inferioridad un gran potencial humano y de conocimientos indispensables para lograr metas en la vida.

Un marco de actuación muy importante que ha desarrollado en su vida, está vinculado a la actividad docente, que inicia en el año 1977, en una situación en España, de gran inquietud social y por ende, en la vida universitaria. Es en esa época, en la que se transforman las antiguas escuelas de ATS en Escuelas Universitarias de Enfermería, cuando tiene un papel muy destacado transformando la antigua Escuela de Ciempozuelos en Escuela Universitaria vinculada a la Universidad Complutense de Madrid; esto también era muy novedoso.

Igualmente, participa en la Comisión Gestora de la Escuela de Enfermería de la Universidad Complutense, en representación del Colegio de Enfermería de Madrid.

Otra aportación del Profesor Ventosa al mundo de la docencia es la presentación y defensa, en 1980, del primer programa docente de la Especialidad de Enfermería Psiquiátrica, todo ello en el marco de las Segundas Sesiones de Trabajo de la Asociación Española de Enfermería Docente que tuvieron lugar en la Clínica Puerta de Hierro de Madrid. Aprovecho para decir que él perteneció a la Junta Directiva de dicha Asociación, colectivo pionero de la Reforma de la carrera de Enfermería en España, dignísimamente liderado por la Profesora Mompart, algo nunca suficientemente reconocido.

Como ustedes pueden ver, todo ello tiene que ver con el compromiso, entendido como obligación contraída de manera contractual con las personas y los grupos sociales; es un compromiso que emana del propio juramento profesional.

Les contaré un hecho que pone de manifiesto una actuación sacrificada y comprometida del Maestro.

A mediados de la década de 1980, muy sensibilizado con la necesidad de formación de Enfermeros Especialistas en Psiquiatría, el Doctor Ventosa, promueve una unidad docente en esta casa de Málaga, aquí en lo que era el Hospital de San José de la Orden Hospitalaria y dependiente de la Universidad Complutense de Madrid. Para cumplir con la programación docente, él se desplazaba dos veces al mes de Madrid a Málaga en aquel tren expreso que tardaba 11 horas en su recorrido, llegando a Málaga a las 8 de la mañana, impartiendo docencia toda la jornada y volviendo a Madrid en el siguiente tren expreso. Hacía una función docente y de coordinación del Programa, lo más importante era que se pudiesen formar los enfermeros en Málaga, donde no existía la especialidad de Salud Mental.

Asimismo, el Maestro ha estado vinculado a la Universidad Pontificia de Comillas, a la de Las Palmas de Gran Canarias y, en este momento, a la de Sevilla, en la que ejerce como director de la Escuela de Enfermería de San Juan de Dios.

Otro aspecto que quiero destacar es su trayectoria en cuanto a la gestión de centros, ya que ha sido director gerente en distintos hospitales de la Orden Hospitalaria. Pero más allá de sus reconocidas cualidades como gestor, quiero destacar su cercanía a los problemas de los pacientes y de los empleados. Es un hombre que percibe las situaciones con sensibilidad, sutileza y primor, a la vez que tiene una gran capacidad resolutiva.

Reconocido todo ello, me permito resaltar la puesta en marcha de un comedor social en Granada que ha llegado a dar unas doscientas comidas al día. Pero lo que es verdaderamente destacable es el detalle con que el Hermano Ventosa atiende esas situaciones de demanda de alimentos, buscando la manera de respetar la dignidad del hombre. Sugería a muchas personas que se presentasen en el lugar con una fiambrera para recoger su ración y que la tomasen en casa, sentados tranquilamente en sus mesas.

Haciendo hincapié en su actitud comprometida, es de destacar también el impulso dado por el Doctor Ventosa al asociacionismo profesional, como miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Enfermería

Docente, y como socio fundador de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental (ANESM) de la que fue vicepresidente.

En el año 1998 estuvo presente de manera muy activa, colaborando en la organización del XV Congreso Nacional de Enfermería de Salud Mental, que supuso un empuje definitivo, una verdadera transformación de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental. Dicho Congreso se celebró en esta Universidad.

Hay que reconocer la conjugación de méritos en la renovación de la ANESM, del Doctor Pacheco como Presidente de la Junta Directiva y la colaboración de la Universidad, en la que jugó un papel muy importante, la Doctora Durán como Directora de la Escuela de Enfermería y la Doctora Francisco como Directora del Departamento de Enfermería y Fisioterapia; sin embargo, la presencia, la voluntad y la dedicación de Francisco Ventosa fueron determinantes.

Otra aportación de compromiso, señoras y señores, es la red de voluntariado que supo promover el Doctor Ventosa desde los primeros Congresos de Enfermería Psiquiátrica y que se mantiene hasta nuestros días. Querido Maestro, el voluntariado con que hoy cuenta la Enfermería de Salud Mental está presente en toda España, desde Málaga a Bilbao y desde Murcia a La Coruña.

Estos voluntarios hacen una aportación imprescindible para poder mantener la dinámica de la ANESM y colaboran en la consecución de sus objetivos.

Podemos asegurar que otra faceta de trayectoria profesional por la que es conocido a nivel internacional es la de investigador de la historia de la Enfermería, siendo autor de obras que constituyen un referente para los historiadores de la profesión, entre las que se encuentran “Historia de la Enfermería Española” y “Cuidados Psiquiátricos de Enfermería en España -Siglos XV al XX- Una Aproximación Histórica”.

Refiere Amezcua que la publicación de «Historia de la Enfermería Española», en el año 1984, “fue un texto absolutamente necesario en ese momento para ayudar a los nuevos profesionales a construir una identidad profesional basada

en la realidad histórica y no en las invenciones que en las décadas anteriores contribuyeron a conformar el complejo de inferioridad que distinguió a los ATS”.

El segundo libro “Cuidados Psiquiátricos de Enfermería en España -Siglos XV al XX- Una Aproximación Histórica” aparece coincidiendo con la salida de la primera promoción de la nueva Especialidad de Enfermería en Salud Mental en el año 1994, la segunda especialidad de enfermería reconocida formalmente por el Ministerio de Educación en España.

Su compromiso, puesto de manifiesto en todos los ámbitos de la profesión desde hace décadas, ha contribuido sobremanera a la configuración actual del perfil profesional de la enfermera de salud mental. El Dr. Ventosa es uno de los artífices de la auténtica clave de los cuidados de salud, el compromiso.

El compromiso es solidaridad, acercamiento a las personas y constancia. La constancia entendida como el estar, y el estar siempre, en las necesidades, en la ayuda y en definitiva, en el apoyo mutuo.

El compromiso, en palabras de Mª Consuelo Carballal, es presencia.

Señoras y señores, voy a ir concluyendo, no antes sin decir que los Hospitalarios de San Juan de Dios han contribuido a la configuración de este compromiso, demostrado por la labor social que han llevado a cabo durante siglos con enfermos mentales, transeúntes, menesterosos, parias, etc… y este espíritu es el que sigue transmitiendo desde la Universidad el Profesor Ventosa, Hospitalario en el que de una manera especialmente significativa confluye la historia de la Orden, y por ende, gran parte de la historia del cuidado.

Pero el Dr. Ventosa no se ha parado en la contemplación nostálgica de la historia de la Orden, sino que ha supuesto y supone una contribución vital para la historia que aún se escribe; ha permanecido gestionando y enseñando, especialmente desde el ámbito universitario, sin apartarse del frente que supone el avance de la enfermería, manteniendo vivo, promocionando y defendiendo ese compromiso que nos es vital, y que Francisco Ventosa encarna muy especialmente.

Llegados aquí y para terminar diré: “Maestro, ¡Montemos tres tiendas! Una para ti, otra para mi decano y otra, un poco más grande, para las mujeres cuidadoras de  Asociación Para la Integración Social de Enfermos Psíquicos (APISEP)”.

 

 

 

Comments (0)

Carmen Guardia Sánchez

Carmen Guardia Sánchez

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

 

En Alcalá de Henares,  del 28 al 30 de Mayo de 1998.

Cursó los estudios de A.T.S. en la Escuela del Hospital Santa María de Lleida, convalidando su título posteriormente como el de diplomado en enfermería. Posteriormente, hizo la especialidad de Enfermería Psiquiátrica en el Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios de San Boi de Llobregat en Barcelona, título que también convalidaría por el de Enfermera Especialista en Salud Mental. Nuestra socia es también trabajadora social.

Ha trabajado durante más de 20 años, en el Hospital Santa María de Lleida con personas diagnosticadas de problemas de salud mental, siendo actualmente Enfermera de Servicios de Neurología. En este mismo hospital, ha sido docente, impartiendo la asignatura de Psiquiatría en su Escuela de Enfermería de la Universidad de Lleida.

Carmen Guardia se ha distinguido a lo largo de su vida profesional por su fidelidad a la causa de la atención y cuidados a los enfermos mentales y sus familias. Ha destacado siempre como una gran profesional muy comprometida y constante con esta causa. Para los equipos con los que ha trabajado siempre ha sido un referente en el que se puede confiar.

Por otro lado, también hay que decir que ha sido muy fiel a su compromiso asociativo con lo que fue la Asociación de Enfermería de Salud Mental, actualmente Asociación Española de Enfermería de Salud Mental.

Comments (0)

CARMEN ÁLVAREZ

Carmen Alvarez García

Posted on 23 julio 2019 by AEESME

En Alcalá de Henares,

del 28 al 30 de Mayo de 1998.

Procedente de un pequeño pueblo extremeño conocido como Villafranca de los Barros en la provincia de Badajoz. Como tantas otras familias, se trasladan a Barcelona en busca de mejor vida; Ella tenía 16 años.

A los 21 años ingresa en la Congregación de las Hermanas de la Caridad, donde se forma en distintos ámbitos adquiriendo el título de A.T.S en la Escuela del Hospital Militar de Barcelona.

En el año 1967 empieza a trabajar, primero como auxiliar de enfermería y más tarde como enfermera en el Hospital Psiquiátrico de Lérida; pasando posteriormente a desempeñar su función de enfermera y luego supervisora en el Instituto Pedro Mata de Reus, donde trabajó con enfermos mentales 25 años hasta su jubilación.

Cuando se funda nuestra Asociación, Carmen Álvarez se contó entre las primeras asociadas, siendo un referente para muchas otras enfermeras del ámbito de la Salud Mental.

Pero nuestra Homenajeada no se jubila en el sentido literal de la palabra, es en este momento cuando marcha a Marruecos desempeñando una comprometida labor con enfermos y personas necesitadas en general, procurándoles cuidados y asistencia médica además de provisión de lo más necesario para la vida diaria: ropa, comida, etc…; la situación asistencial en la zona en la que ella trabajaba era de gran necesidad, pudiendo calificarse de tercermundista. Carmen refiere que se sintió muy querida por la población a la que atendía e incluso su hospital fue premiado y visitado por los reyes de Marruecos.

A continuación, trabaja durante 5 años en Bolivia. Siendo directora del Complejo Sociosanitario con una casa de acogida, un centro de psicoterapia y la responsabilidad de la farmacia desde donde tenía que gestionar los fármacos de la mejor manera posible dentro de la escasez y racionalidad con la que tenía que actuar. Encontró gran apoyo por parte de las enfermeras del administrativo y de las propias Hermanas de la Caridad, tanto de Bolivia como las de Norteamérica. Igualmente, fue atendida en su gestión y muy apoyada por el Hospital de los Olivos y Hospital General de Bolivia.

En la actualidad, Carmen Álvarez vive en Barcelona y dice que se levanta a las 5 de la mañana para marchar a Mataró donde trabaja en Cáritas y la Cruz Roja, siendo la responsable del voluntariado. Pero su voluntad y dedicación a los demás es incuestionable; vuelta de su turno de trabajo atiende con otras religiosas una casa de acogida y otra casa de acogida para mujeres.

Carmen Álvarez es una persona con mucho ahínco para conseguir lo que quiere, decidida e hidalga, dispuesta a comprometerse hasta el final en las necesidades de los otros, de muy buen carácter y capaz de conseguir lo imposible. Se puede decir que es una gran activista por la causa social y los derechos de las personas que menos tienen, lo que le da un sello de gran enfermera, y por supuesto, de una gran religiosa.

Comments (0)